Bodas: Un negocio en auge

Las bodas se han convertido en un negocio muy rentable en los últimos años y muestra de ello es que cada vez más sectores se suman a la oferta nupcial.

Bodas: Un mercado que quizá te interesa - Lion Comunicación en Zaragoza

En los últimos años las bodas en España han cambiado mucho y esto ha dado pie a nuevas líneas de negocio para muchas empresas existentes y la oportunidad a otras nuevas de abrirse paso en un mercado emergente que hasta hace relativamente poco sólo se movía en Estados Unidos, aquí en España seguíamos con el «Sota, caballo y rey» en cuanto a bodas se refiere. Afortunadamente para muchos esto ha cambiado.

Hoy os hablo, no como directora creativa de Lion Comunicación, sino como Menganita, es decir la creadora de Fulanito y Menganita, una empresa dedicada al diseño para bodas y eventos. Sinceramente el nacimiento de Fulanito y Menganita fue casi un accidente, ya que nunca había pensado que pudiera dedicarme al mundo de las bodas, pero la demanda del mercado hizo que me decidiera a crear una línea de negocio diferente, un servicio único para eventos y separarlo de la actividad de diseño para empresas. Una vez hecha la presentación oficial, continuo.

El sector nupcial ha crecido en los últimos años, es cierto que la crisis que hemos vivido ha hecho que ese crecimiento tenga sus complicaciones para algunos, pero lo que sí es cierto es que el número de bodas ha subido y no sólo porque el amor está en el aire, sino porque la oferta se ha ido adaptando al bolsillo de los novios. A pesar de esta crisis las parejas quieren que su día sea especial, diferente y único. Han aparecido nuevas empresas y freelancers dedicadas a la organización de bodas, ofreciendo un sinfín de alternativas a los novios para que su boda sea totalmente personalizada. Esto ha provocado que muchas empresas afianzadas en el sector hayan tenido que reinventarse, cambiar de rumbo y ofrecer a los clientes nuevas alternativas, más económicas y versátiles para competir en un mercado que cada vez tiene más demanda pero también más oferta, es decir hay mucha competencia, todos quieren un trozo del pastel de bodas.

En el sector gastronómico la decisión principal de las parejas suele ser ¿Finca o Restaurante? En los últimos años el «mundo finca» está en auge, muchas fincas particulares que no aportaban nada a los propietarios se han reconvertido en lugares de celebración de eventos y por su parte, los restaurantes de toda la vida han sufrido un fuerte golpe del que no les ha quedado más remedio que reponerse ofreciendo servicios complementarios incluidos en el precio del banquete, como la discomóvil, la personalización de las minutas o una recena para los invitados, todo con tal de evitar que las parejas se alejen a fincas apartadas de los núcleos urbanos. En contrapartida las fincas ofrecen caterings cada vez más elaborados, la exclusividad de uso, el entorno natural al aire libre, decoraciones más versátiles, etc.

Pero hay muchos más sectores que participan en la preparación de una boda, tal y como yo lo veo, un profesional de cualquier otro sector que no sea necesariamente el de los eventos puede prestar sus servicios en bodas (y aunque hablo de bodas, no me refiero sólo a éstas sino que podemos incluir comuniones, bautizos y eventos similares) ¿por qué? pues porque una boda es una mini empresa, temporal y efímera, pero una empresa, que necesita muchos servicios que hasta hace un tiempo no se tenían tan en cuenta como ahora. Necesitan una imagen corporativa y una papelería corporativa, es decir, diseño de invitaciones personalizadas, sello de tinta a juego, minutas, seating plan, libro de firmas… todo a juego. Necesitan un salón de actos en el caso de que sean bodas civiles y quieran hacer una ceremonia personalizada, con un maestro de ceremonias. También necesitarán merchandising, es decir detalles para los invitados, y cada vez esos detalles han de ser más personalizados y originales; aquí entra cualquier profesional que haga cosas diferentes, artesanos, creativos, asociaciones benéficas… Necesitan una buena organización logística para gestionar a los invitados, el transporte, el alojamiento, desplazamientos para los que son de fuera… Por supuesto necesitan un buen restaurante/catering que sirva ricos manjares a sus invitados en un entorno incomparable. Vestido, traje, anillos, flores, decoración, fotógrafo, animación, viaje de novios…

En fin, ya veis que son muchos los sectores que participan en una boda, un evento que sigue siendo único para quien lo celebra y en muchas ocasiones un saco sin fondo para los invitados (vestuario, regalo, desplazamiento, despedida de soltero…) Así que si estáis pensando en darle un giro a vuestro negocio, quizá podríais plantearos dirigir vuestros esfuerzos hacia el sector nupcial, eso sí, os aviso que es un sector que requiere dedicación y exclusividad a vuestros clientes, pero también os digo que es un target muuuuuyyyy agradecido y por mi parte es un gustazo poder trabajar con ellos, porque están llenos de ilusión y es maravilloso acompañarles en el proceso de preparación de su boda.

Bodas: un negocio en auge - Lion Comunicación en Zaragoza

Claudia Asiain on sabtwitterClaudia Asiain on sablinkedinClaudia Asiain on sabinstagramClaudia Asiain on sabgoogleClaudia Asiain on sabfacebookClaudia Asiain on sabemail
Claudia Asiain
Directora creativa en Lion Comunicación
Creativa, trabajadora y muy testaruda. Titulada en Marketing y en Diseño gráfico. Entusiasta y amante de los viajes.
Me encantan los retos y siempre los afronto con una sonrisa. Optimista ante todo, siempre.

Deja tu comentario

Tu email no se hará público

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies