Aquellos maravillosos años en la publicidad Navideña

Cuando hablamos de Navidad, es inevitable que nos vengan a la cabeza algunos anuncios, que han marcado la publicidad navideña a lo largo de la historia. Queremos hacer un pequeño repaso y recordar algunos de ellos:

Freixenet: No podemos concebir una Navidad sin el anuncio de Freixenet, desde que en 1977 Liza Minnelli fuera la primera en desearnos felices fiestas con su famoso cabaret, hasta la Navidad pasada, donde David Bisbal y María Valverde, se encargaron de hacerlo. Si tuviera que quedarme con uno de ellos, sin duda elegiría El Freixenet 2008-2009, donde el equipo de Natación sincronizada, cambiaba el bañador por el traje de burbuja y nos sorprendía con un elegante espectáculo donde simulaban el burbujeo en una copa de cava.

La Lotería: El anuncio de La Lotería de Navidad, es otro de los clásicos que no pueden faltar. El calvo de la Lotería adoptó un papel en estas fechas de la importancia de Papa Noel o los Reyes Magos, era una apuesta segura, todos le teníamos simpatía a este personaje que iba repartiendo sueños. El patinazo en la publicidad, lo tuvieron en el año 2013, donde el grupo formado por: Marta Sánchez, David Bustamante, Raphael, Montserrat Caballé y Niña Pastori, ponían «nuestros sueños a volar», lo que consiguieron fue que volara un aluvión de críticas, risas y parodias. Sin embargo, la navidad pasada supieron darle la vuelta al desastre del año anterior, con un emotivo spot en el Bar de Antonio, donde nos decían que «El mayor premio es compartirlo».

Los turrones: Nuestros televisores, se llenan de publicidad de turrones que buscan destacar los unos de los otros, en mi opinión, dos de ellos lo han conseguido, El Almendro jugando con los sentimientos y las emociones, con su «Vuelve a casa vuelve» y El Lobo con su pegadizo «El lobo que gran turrón» ¿Quién no lo ha cantado alguna vez?

Rodolfo Langostino: Pescanova creó en 1978, a su famoso crustáceo, el galán «Rodolfo Langostino» inspirado en el actor Rodolfo Valentino. Trataba de cautivar a las amas de casa, con su seductor «Sheváme a casa» (traducción argentina del llévame a casa) de que compraran marisco para sus comidas y cenas navideñas. Rodolfo Langostino consiguió conquistarnos año a año, convirtiéndose en un famoso personaje de la historia de nuestra publicidad.

Las muñecas de famosa: Los niños y sus ansiados juguetes, muestran la ilusión del espíritu navideño. Cada año vemos cientos de anuncios y catálogos de juguetes, pero si hay uno que ha marcado la publicidad navideña, sin duda han sido «Las muñecas de famosa dirigiéndose al portal». Este spot vio la luz a principios de los 70 y nos fue acompañando cada Navidad, convirtiéndose en prácticamente un villancico.

Hola, Soy Edu, Feliz Navidad! Cómo comentábamos, los niños son pieza clave de las Navidades, ¿Qué sería una Navidad sin niños? Por eso quiero acabar este repaso con un niño, el protagonista de la Navidad de 1997: EDU. Airtel (la actual Vodafone) consiguió colar, en nuestros hogares a este pequeño que felicitaba la Navidad a todos, consiguiendo que la felicitación navideña por excelencia de ese año e incluso posteriores fuera, Hola Soy ….Feliz Navidad!

La Navidad ya está cerca, estaremos atentos a los anuncios de este año y… ¿Quién sabe? igual alguno de ellos hace historia.

 

Deja tu comentario

Tu email no se hará público