Viajes de incentivo, otra estrategia de marketing

by Chus Grávalos 0 Comments

Motiva a tus empleados y fideliza a tus clientes con un viaje de incentivo original y divertido.

Viajes de incentivo en Zaragoza - Lion Comunicación en Zaragoza

Hoy vamos a hablar de una de las estrategias de marketing más poderosas que utilizan actualmente las empresas: LOS VIAJES DE INCENTIVO. Seguramente habréis oído este concepto en más de una ocasión “mi empresa me ha regalado un viaje por llegar a objetivos”; o bien habréis observado en el cartel de alguna agencia de viajes: “Somos especialistas en viajes de incentivo”.

¿Pero qué es realmente un viaje de incentivo? La palabra incentivo siempre viene relacionada con los conceptos PREMIO y MOTIVACION, así que os podéis hacer una ligera idea de a qué nos referimos.

Durante muchos años, los incentivos por parte de las empresas consistían principalmente en dinero o, en menor cantidad, en regalos en especie. Con el paso de los años, las compañías se han ido dando cuenta de los beneficios y el impacto emocional que provoca en las personas el viajar. Pensad en la buena sensación que provoca conseguir un viaje como premio, disfrutarlo y  recordarlo después; esto en definitiva nos hace relacionarlo de forma muy positiva con la empresa. Es más, ¿a quién no le gusta viajar con los gastos pagados?

Y ahora os preguntaréis, ¿pero cómo lo convierto en una herramienta de marketing eficaz para mi empresa?

Dependiendo de los objetivos que queráis conseguir, habrá que analizar si debéis incentivar a vuestros empleados (marketing interno) o a los clientes y/o proveedores (marketing externo) o, incluso, a todos a la vez en una acción conjunta. En cualquier caso el viaje de incentivo puede ser individual o en grupo.

Viajes de incentivo de grupos - Lion Comunicación en Zaragoza

Viajes de incentivo para empleados:

Está más que demostrado que, compartir momentos de ocio con las personas de nuestro entorno laboral genera vínculos más fuertes y por tanto aumenta el grado de compromiso con la empresa.

Partimos de la base de que un trabajador contento es más productivo y aporta más beneficios a la empresa. Intentar conseguir un viaje es la motivación perfecta para llegar a los objetivos.

Podemos utilizar un viaje de incentivo para:

  • Reconocer el trabajo bien hecho y, por lo tanto, fortalecer la moral de nuestros empleados con esta motivación.
  • Mejorar el ambiente laboral y la comunicación entre los equipos de trabajo cuando organizamos un viaje en grupo, lo que nos lleva también a fomentar el trabajo en equipo.

Viajes de incentivo para empleados - Lion Comunicación en Zaragoza

Viajes de incentivo para clientes y proveedores

Los viajes de incentivo también nos sirven para premiar a nuestros clientes y proveedores fieles y para afianzar a los nuevos. Para conocer cuáles son las necesidades de nuestros clientes y buscar nuevos mercados potenciales dando a conocer al público nuestros servicios;  también son útiles para ofrecer nuevos beneficios a los proveedores y distribuidores. Esta estrategia de marketing externo nos ayuda a fortalecer y mejorar nuestra imagen de marca corporativa, así como el vínculo y la relación con ellos.

Viajes de incentivo combinado: Empleados + clientes

En muchos casos, es interesante reunir a nuestros empleados y clientes, ya que constituyen los pilares fundamentales de la empresa. Así los primeros descubrirán en persona las necesidades que nuestros clientes tienen; y en el entorno favorable de un viaje, reportarán a la empresa nuevas ideas para alcanzar los objetivos esperados.

Existen multitud de tipos de viajes de incentivo, adecuados a las necesidades de cada una de las empresas; pero lo más importante de todo es que tienen que ser exclusivos, originales, y sobretodo que impresionen y dejen un grato recuerdo. Para ello, utilizar el factor sorpresa es imprescindible, es lo que se denomina efecto WOW.

Viajes cortos, largos, intensos, de relax, familiares, etc.; desde fines de semana de aventura con actividades al aire libre, gastronómicos o culturales, pases privados en teatros o cines; hasta viajes a destinos exóticos en hoteles boutique; o incluso, la última tendencia en viajes de incentivo: viajar a destinos menos turísticos para realizar actividades de cooperación en los países más desfavorecidos. De cualquier modo, al ser viajes a medida, podemos hacer lo que queramos, pero esto, os lo contaré en otro post.

Un viaje de incentivo se autofinancia solo, pero para conseguir esto, tiene que estar muy bien organizado y controlado al milímetro por profesionales especializados en este tipo de viajes, como Viajes La Torre de Babel donde os daremos todas las facilidades para conseguir vuestros objetivos, os lo aseguro.

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>